Yo, mí, me, conmigo.

Y

Me llamo Jimena y me encanta tomar apuntes visuales.

Empecé a tomarlos a la tierna edad de 3 años, sin más material que unos simples plastidecor y el blanco de la pared. Qué decir que aquellos primeros intentos de comunicarme mediante imágenes no fueron recibidos con gran entusiasmo por parte de mis padres.

A partir de aquel momento decidí dibujar mis ideas debajo de las mesas y detrás de los muebles. Cuando lo descubrieron pasados los años ya era tarde para regañarme y nada podía pararme. Pasé de los muebles a los márgenes de los libros de texto, después a los apuntes universitarios y finalmente a las reuniones de trabajo y conferencias.

Por suerte en 2012 Mike Rohde sacó un libro sobre sketchnoting a la vez que se ponía de moda el “visual thinking” y la gente ya no me mira tan raro.

Ahora incluso puedo montar una web sobre el tema y esperar tener visitas. Gente como tú ¡Bienvenido compañero del garabato!